Nikola Tesla

Ayer se cumplió 75 años de la muerte de Nikola Tesla, uno de los ejemplos más evidentes de genios con sus contemporáneos inventos en la también por la historia.
Nació en la aldea Smiljan en Lika, en Croacia, el 10 de julio del año 1856. Su padre fue sacerdote ortodoxo al igual que su abuelo. La enseñanza primaria y secundaria termino en Gospic y Karlovac y después estudio ciencias técnicas en Praga y Gratz. Después de graduarse trabajo en una compañía de correos y teléfonos. Muy pronto recibió trabajo en la compañía de Edison en Paris gracias a algunos cambios que hizo en la maquina dinamo de Edison lo que le sirvió como recomendación para trabajar en el laboratorio de este conocido científico en EE.UU. Allí trabajo Tesla junto con Edison hasta que no abrió su propio laboratorio después de un año. Su trabajo atrajo la atención y fascino a la opinión publica científica, lo que le abrió las puertas de prestigiosos institutos y universidades en América y Europa.
Tesla, el inventor de la corriente alterna, que se utiliza en todo el planeta a diario para distribuir la electricidad con la que funciona nuestra civilización, inventó cosas tan importantes como el generador eléctrico de corriente alterna, el motor eléctrico de inducción, el alternador, las bujías, el control remoto y la radio.

Murió en Nueva York el 7 de enero de 1943 en la habitación del hotel donde vivía. Las autorías de desarrollos quedaron entonces tan ocultos al público general como crecientes eran las deudas generadas por sus numerosas investigaciones en otras áreas relacionadas con el electromagnetismo y la transmisión inalámbrica. 

Patente #1.266.175

En 1916 Nikola Tesla en su patente Nº 1.266.175 mencionaba los principios de funcionamiento de un dispositivo primitivo basado en los principios que sustentan nuestros desarrollos, explicando los inconvenientes que ya en ese entonces producían los pararrayos de punta, que, en lugar de proteger los bienes y personas, atraían los rayos aumentando la factibilidad de caída de rayos y por consiguiente los riesgos para estos. Nuevos materiales y diseños, sumados a años de experiencia, nos han permitido mejorar las experiencias del indiscutido científico Nikola Tesla evolucionando en la protección de fenómenos atmosféricos actualmente llamado CMCE.